La Hermandad de la Virgen del Mar

Según las Actas del Cabildo de la Iglesia de los Cuerpos Santos de Santander, el día 17 de septiembre de 1489 se cita “La Cofradía de Santa María del Mar”; lo cual denota ya su existencia en tiempos de los Reyes Católicos. En versión viva y actualizada se constituye cinco siglos después, desde el año de 1994 una Hermandad, con sede en San Román de la Llanilla de aquella que fuera precedente… Esta Hermandad quiere ser un instrumento que ayude a mantener viva la devoción y la tradición de la Abogada “Estrella de los Mares”, patrona de Santander. Sus miembros, hermanas y hermanos de la Hermandad hacen el siguiente compromiso:

“Como miembros de la Iglesia de Santander, conscientes de la rica herencia espiritual que nos dejaron nuestros antepasados, pretendo vivir los fines y objetivos de la Hermandad, como medio para celebrar mi vida cristiana en el ámbito del Pueblo de Dios”.

Por ello se proponen:
• Vivir y fomentar la devoción a la Virgen del Mar.
• Crecer en el conocimiento del mensaje cristiano.
• Celebrar la caridad como principio de identidad.

La Hermandad se creó en el año 1995 la Medalla de Oro, cuyo primer galardón de reconocimiento fue otorgado a las hermanas Lorenza y Mariuca Revilla. El siguiente año de 1996 la medalla de oro la recibió el Excmo. Ayuntamiento de Santander en su Sr. Alcalde, D. Gonzalo Piñeiro García-Lago, en reconocimiento al cuidado y obras en el Santuario y entorno.

En 1977 nació en el Pueblo de San Román de la Llanilla la Asociación de Vecinos “Virgen del Mar”, siendo su primer presidente D. Jesús Ceballos del Campo; y al conmemorarse el primer aniversario, el día 10 de septiembre de 1978, en una jornada de fiesta mayor y romería se inauguraron y bendijeron las obras realizadas en los accesos a la isla: muro de contención, mirador, rampas de bajada a la playa y escalera de acceso. En la sacristía del santuario-ermita hay unos bancos decorados con los escudos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de la Ciudad y del Centro de Estudios Montañeses (CEM), los cuales fueron donación de esta última Institución -Cronista de la Región de Cantabria, que la entroniza también como su celeste Patrona.

En 1999 el galardón se impuso a María del Carmen González Echegaray, eximia historiadora y devota de la Virgen del Mar.

En el 2003, la distinción la recogió Mariano Linares, presidente-editor del “El Diario Montañés” cuyo rotativo había celebrado el primer centenario de su fundación.

En el año de 2004 se cumplió el 25º aniversario de la Proclamación como Patrona del municipio santanderino de forma oficial, aunque de forma oficiosa lo era desde tiempo inmemorial, durante más de seiscientos años.